Tips de uso eficiente - Informática

¿Cómo comprar de manera responsable una impresora?

  • Utiliza tu equipo antiguo (el que usas actualmente) hasta el final de su vida útil, que es aproximadamente de 10 años.
  • Si decides comprar un nuevo equipo, recicla el antiguo adecuadamente, a través de los puntos limpios que existen en tu ciudad.
  • Busca los equipos eficientes gracias al Etiquetado de Eficiencia Energética: todas las impresoras que se venden en Chile tienen que llevar el etiquetado de eficiencia energética nacional que señala su consumo en modo “stand-by o “en espera”. Los equipos más eficientes tienen la clasificación A.
  • Elige la tecnología láser o de inyección de tinta adecuada para su uso. Si tienes que imprimir documentos de poca extensión o de pocas páginas pero frecuentes, la tinta es una buena solución porque la impresora láser necesita calentarse para empezar a imprimir. Por el contrario, en caso de que tengas que imprimir tiradas largas de documentos, la tecnología láser es más efectiva.
  • Primero, ¡evita imprimir si no es necesario! Y antes de imprimir, revisa bien tu documento para evitar impresiones fallidas.
  • Achica los márgenes de tus documentos lo máximo que te sea posible y fíjate que no haya saltos de páginas inútiles. Así, podrás limitar el número de páginas.
  • Imprime a doble cara para ahorrar energía y papel.
  • Utiliza papel reciclado, se gasta una enorme cantidad de energía y agua en producir papel por no mencionar la cantidad de arboles que deben talarse, al usar papel reciclado estarás ayudando enormemente al cuidado del medio ambiente. Por otro lado recicla tus papeles que ya no utilices en casa en los puntos limpios alrededor de la cuidad.
  • Imprime en modo “Ahorro de tinta” y compra cartuchos XL que permiten reducir hasta en un 50% el costo de impresión de tinta.
  • Así mismo no olvides reciclar tus cartuchos de tinta.
  • Cuando no utilices tu impresora, apágala y desconéctala. En efecto, el consumo energético de la impresora en reposo y en hibernación son valores que no se suelen tener en cuenta, donde una pequeña variación marca la diferencia, ya que las impresoras rara vez se apagan y suelen estar encendidas las 24 horas.