Tips de uso eficiente - Electrónica

¿Cómo comprar de manera responsable un equipo electrónico?

  • Utiliza tu equipo antiguo actual hasta el final de su vida útil, que es aproximadamente de 10 años y no compres uno nuevo cada vez que se actualiza la tecnología. La fabricación de los aparatos electrónicos es un proceso que necesita el empleo de una importante cantidad de energía y recursos naturales. Utilizando tu aparato antiguo durante un largo período de tiempo, contribuyes a la reducción de la huella ecológica de este producto y al cuidado del medio ambiente.
  • Si decides comprar un nuevo equipo, recicla el antiguo adecuadamente, a través de los puntos limpios que existen en tu ciudad. Los equipos electrónicos contienen elementos dañinos (tal como metales pesados) para el medio ambiente y la salud humana, además de otros elementos que tardan muchos años en degradarse, y, por tanto, tienen que reciclarse correctamente después del fin de su vida útil.

Busca el Etiquetado de Eficiencia Energética

Todos los equipos electrónicos (equipos de sonido, televisores, home theater y reproductores Blu-ray y DVD) que se venden tienen que llevar el etiquetado de eficiencia energética de Chile que señala su consumo en modo “Stand-by”. Los equipos más eficientes tienen la clasificación de la eficiencia energética “A”. Pero dado que actualmente gran parte de los modelos presentes en el mercado son de clasificación “A” no basta con escoger modelos de esta clase, sino que también debes fijarte en la potencia stand-by (W) que se indica en la etiqueta. Por lo tanto debes escoger un modelo de clase “A” que tenga la menor potencia stand-by.

¿Cuál televisor debería comprar?

No compres la pantalla más grande, sino la que se ajuste a tus necesidades y el espacio disponible en tu casa. En los últimos 10 años el tamaño de las pantallas de los televisores se ha duplicado. Mientras más grande sea el televisor, más energía consume.

Elige televisores LED ya que son mucho más eficientes que la tecnología fluorescente que se utiliza en las LCD. Además tienen una calidad de imagen mucho mejor.

Guíate por la etiqueta energética que ahora informa sobre cuanta potencia consume tu televisor en modo "Activo" (en funcionamiento) y las pulgadas del equipo con lo que puedes determinar los Watts de consumo por pulgada. Además siempre prefiere un equipo A++ o A+ que consumen hasta un 50% menos que los modelos de clase A!