Tips de uso eficiente - Aire Acondicionado

¿Cómo comprar e instalar de manera eficiente un Acondicionador de Aire?

Es necesario consultar siempre con un profesional el tipo de equipo que se ajuste mejor a las necesidades particulares de tu vivienda y la potencia de calefacción o refrigeración que necesitas. Si eliges un equipo de potencia demasiado baja, el equipo no permitirá alcanzar la temperatura deseada o si al contrario, eliges un equipo con una potencia sobredimensionada, consumirás más energía para producir la misma temperatura. Así que además de invertir más dinero en un equipo más grande, estarás gastando innecesariamente más dinero en electricidad!

La siguiente tabla muestra recomendaciones según las dimensiones del ambiente a refrigerar:


Para optimizar su instalación:Además, asegúrate que el modelo tenga la tecnología inverter incorporada, para que puedas ahorrar hasta un 50% respecto a los modelos clásicos on/off.

  • Asegúrate que el sol no llegue sobre el equipo ya que calentaría sus componentes afectando también su correcto funcionamiento y acortaría la vida útil de este.
  • La altura ideal para colocar un aire acondicionado es de 1,80 a 2 metros, ya que el aire frío tiende a bajar, y es en este modo (refrigeración) donde se consume más energía. Sin embargo, debes fijarte en la diferencia de altura y largo máximo que soportan las tuberías que conectan la unidad exterior con la interior. Esto se puede verificar en las especificaciones técnicas. Es esencial dimensionar bien el largo de tuberías para asegurar un correcto funcionamiento de tu equipo.
  • Úsalo solo cuando sea necesario, es decir cuando haya alguien en la habitación, o cuando haga frío en invierno o calor en verano. Así disminuirás su tiempo de uso y su consumo.
  • Desconecta el equipo cuando no lo estés utilizando, en efecto, al igual que con los equipos electrónicos, los acondicionadores de aire siguen consumiendo una cantidad no despreciable de energía cuando se encuentran en modo “stand-by” (sensores de temperatura, calentadores de aceite, entre otros).
  • Cierra puertas y ventanas de la habitación para evitar pérdidas de calor o frío, además puedes aislar los sellos de las ventanas y puertas para aumentar la aislación y reducir aún más el consumo de energía.
  • Mantén los filtros del equipo limpios para evitar que el ventilador tenga que trabajar de más y consumir más. Además, realiza un mantenimiento periódico con un profesional para que el equipo siga trabajando en condiciones óptimas.