¿Sabes en qué consiste la Ley de Fomento al Reciclaje?

  • Por Francisca Torres Silva
  • En Noticias
  • Publicado hace 3 meses

Si nos situamos frente a una posición autocrítica, hace sentido asumir que Chile no representa el mejor ejemplo de proactividad frente al desarrollo constante del reciclaje. Las estadísticas no mienten y un claro ejemplo son los resultados entregados por el informe de la Universidad de las Naciones Unidas, que reflejó un realidad de la cual los chilenos no deberíamos sentirnos orgullosos. En nuestro país, se generan casi 17 millones de toneladas de residuos sólidos al año y, de ellos, sólo el 10% es reciclado. Y si hablamos de la basura electrónica, nuestro país lidera el ranking de América del Sur en cuanto a kilos de basura por persona: cada habitante produce 9,9 kilos de desechos por año.

Este escenario es el que la Ley de Fomento al Reciclaje (o Ley de Responsabilidad Extendida del Productor) promulgada en 2016 busca cambiar al disminuir la generación de residuos en Chile e incrementar las tasas de valorización de estos, incorporando nuevos instrumentos de gestión ambiental. Junto con esto, se pretende elevar la cantidad de desechos que se reciclan en el país de 10% a, por lo menos, el 30%.

En Top-Ten Chile sabemos los enormes beneficios que produce el reciclaje en relación con la situación medioambiental, la eficiencia energética y el uso de los recursos naturales. Por lo mismo, quisimos dejar claro en qué consiste la nueva Ley de Reciclaje, cuáles son sus principales metas y cómo involucra a la ciudadanía en su desarrollo.

  • Recuperación de residuos generados por productos: gracias a esta iniciativa los fabricantes e importadores de 6 productos prioritarios- aquellos de consumo masivo que generan grandes volúmenes de residuos y además son valorizables, deberán financiar y cumplir metas de recolección de "basura" que generan sus productos. La selección de estos primeros productos en la ley corresponden a aceites lubricantes, aparatos electrónicos y eléctricos (tal como celulares, televisores, pero también refrigeradores y todos los electrodomésticos), baterías, lámparas, envases y embalajes, neumáticos y pilas.

La Ley del Reciclaje introduce en Chile la Responsabilidad Extendida del Productor (REP), bajo el principio de "el que contamina, paga" y se encargará de crear un mecanismo para que estos productos que son habituales y altamente utilizados en los hogares y empresas chilenas, dejen de ser "basura" y puedan, en cambio, ser reciclados y redestinados a otro fin.

    • Responsabilidad de fabricantes y productores: con esta ley, las empresas deberán hacerse responsables de los residuos que generan sus propios productos, recuperando un porcentaje de ellos una vez que termina su vida útil, es decir, cuando se transforman en residuos. La coordinación y sistematización de las metas de recolección buscan reducir la contaminación ambiental, aumentar el desarrollo del reciclaje y promover el uso eficiente de la energía, entre otros recursos naturales.


    Junto con esto, los municipios podrán unirse a convenios con el sistema de gestión (con recolección de reciclaje a domicilio) y los recicladores de base y, además, promoverán la educación ambiental en materia de residuos e implementarán-si es necesario-medidas de prevención en la generación de "basura".

    • Aporte ciudadano: Si bien las empresas, son parte esencial de la Ley de Reciclaje, son los mismas personas (consumidores) quienes una vez terminada la vida útil de los productos que adquirieron, colaboran juntando los residuos para su posterior recolección.

    La idea base de aumentar las tasas de reciclaje y, con ello permitir un desarrollo del potencial económico y la creación de nuevos empleos, requiere un cambio de conciencia masivo respecto de lo importante que es reciclar. De esta forma, las personas cumplirían un rol fundamental en los sistemas de recuperación de residuos. Este escenario existe hace años en ciudades como San Francisco, reconocida por sus avances en la implementación y desarrollo del reciclaje (el 80% de los residuos generados se recicla) y Chile se encuentra en el momento preciso para comenzar a seguir sus pasos. ¡Ser parte del proceso de reciclaje mejora la calidad de vida de todos!

    Fuente: Ministerio Medio Ambiente, La Tercera y El Mostrador