Reciclaje de desechos electrónicos (e-waste) y sus beneficios energéticos

  • Por Top-Ten Chile
  • En Noticias
  • Publicado hace 2 años

Cuando se habla de reciclaje, una de las primeras relaciones que suele hacerse tiene que ver con la reutilización eficiente de residuos orgánicos como los restos de comida que sobran en los hogares y, en el caso de los inorgánicos, el foco de atención se centra en materiales como el plástico, el vidrio o las conocidas cajas tetra pak. Sin embargo, cuando se trata de los residuos electrónicos, conocidos también como e-waste, poco se sabe acerca de cómo se reciclan, qué opciones existen para ser parte de dicha medida o cuáles son los efectos que causan estos desechos específicos al no ser reciclados.

Recientemente, un informe oficial entregado por la Universidad de las Naciones Unidas (UNU) detalló que en 2014 se generaron 41.8 millones de toneladas de basura electrónica y, junto con esta cifra, se dio a conocer una sorprendente, pero pésima noticia para los chilenos: Chile es el país que produce más residuos electrónicos por habitante en Latinoamérica y con 9.9 kilos por persona, se sitúa como uno de los 40 países que más desechos tecnológicos libera anualmente en todo el mundo.

Es así como, frente al escenario adverso que afecta el medio ambiente y la calidad vida de la población mundial debido al aumento de basura electrónica, resultan necesarias nuevas innovaciones que apoyen esta medida y una entrega masiva de información relacionada con el tema. Por eso, Top-Ten Chile quiere mostrarte algunas de las ideas pro-reciclaje enfocadas en masificar y hacer más accesible y cercana la reutilización de e-waste para que, así, cada vez sean más las personas que ayuden con sus nuevos hábitos a reducir el consumo de materias primas vírgenes, a ahorrar energía y disminuir la emisión de gases de efecto invernadero (GEI).


INNOVACIONES ENFOCADAS EN RECICLAJE DE E-WASTE


  • Reciclaje de e-waste (MINVU): el Ministerio de Vivienda y Urbanismo está trabajando desde 2011 en la integración de un sistema de reciclaje y manipulación de residuos electrónicos, cuyos principales objetivos son mejorar la calidad de vida de los chilenos, beneficiar al medio ambiente y hacer uso eficiente de la energía.

Dicha iniciativa recolecta, a través de puntos de reciclaje instalados en las dependencias de 14 seremis y el MINVU de la Región Metropolitana, los equipos electrónicos, desechos de piezas computacionales, baterías, equipos de aire acondicionado, celulares, pilas y catridges, entre otros tipos de e-waste utilizados por los mismos funcionarios de esas instituciones, para que sean reciclados, procesados o reintegrados a los ciclos de producción de forma adecuada con el medio ambiente.

Es probable que con toda esta información sobre la mesa, aún no entiendas en qué ayuda esta medida al medio ambiente, así que te lo planteamos de otra forma. Los residuos electrónicos pueden estar por años guardados en una bodega sin provocar ningún daño, pero cuando estos lugares se humedecen o experimentan altas temperaturas, los materiales se descomponen y liberan sustancias contaminantes como plomo, mercurio y cadmio, que resultan perjudiciales para la salud. Es por esto que el reciclaje de e-waste disminuye la contaminación medioambiental y permite un ahorro de energía en la producción de nuevos aparatos electrónicos, apostando así, por la sustentabilidad y la eficiencia energética.

  • Old For New: La campaña realizada en 2015 por la empresa alemana Miele que buscaba apoyar la eficiencia energética y la sustentabilidad mediante el fomento del reciclaje de electrodomésticos, obtuvo impresionantes resultados, alcanzando una recolección de 8 mil kilos de electrodomésticos. Esta respuesta positiva por parte de la población, hizo que por segundo año consecutivo, los gestores de la iniciativa decidieran continuar con el proyecto que, en esta oportunidad, tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2016.

¿En qué consiste “Old For New”? Las personas que quieren reciclar un producto de la marca alemana o de cualquier otra, debe entregarlo, ya sea a través del taller de Miele Chile o solicitando la visita de un técnico a domicilio. El profesional lo evalúa y, luego, determina el descuento que tendrá el nuevo producto. Éste dependerá de si el cambio es por un electrodoméstico Miele o de otra marca.

El único requisito que debe cumplir el artefacto que se recicle es tener más de 10 años de antigüedad, ya que los productos con menos tiempo de vida útil tienen vigentes sus atributos de eficiencia energética.


  • Ferias de Reciclaje E-waste: durante los últimos 4 años, nuestro país ha sido testigo del desarrollo de variadas ferias enfocadas en la recolección de basura electrónica que, más tarde, es reciclada y reutilizada. Sólo por nombrar algunos casos, en 2013 la ciudad de Los Ángeles organizó uno de estos eventos, alcanzando la recolección de 30 toneladas de residuos electrónicos. Por su parte, la campaña “Yo Cuido Coyaique” que se llevó a cabo el año pasado, juntó 35 toneladas de basura electrónica.

Concepción no quiso quedarse atrás con el apoyo a este tipo de iniciativas y realizó su 4ª versión de la feria de reciclaje electrónico “Reiníciate: recicla tu e-waste”, logrando reunir más de 50 toneladas de basura electrónica.

  • Puntos de Recolección: A diferencia de las iniciativas expuestas anteriormente y que tienen tiempos de duración limitados, también existen variados lugares donde se pueden dejar los residuos electrónicos que ya no uses y quieras reciclar.

Dentro de las principales opciones se encuentra la Fundación Chilecenter que no sólo recibe aparatos en mal estado, sino que también reacondiciona computadores para escuelas de recursos limitados. Otro caso de e-waste lo protagoniza la empresa Recycla, que recibe diferentes tipos de metales y residuos electrónicos y, además, trabaja con este tipo de reciclaje en el ámbito corporativo. Y, por último, existe la plataforma digital DóndeReciclo.org que te muestra varias opciones donde puedes llevar tu e-waste y sus ubicaciones respectivas.

Fuente: United Nations University, Diario Sustentable, CodexVerde, La Tercera, MINVU y Municipalidad Los Ángeles.