Eco-Brand: Transformación ecológica de las marcas

  • Por Top-Ten Chile
  • En Noticias
  • Publicado hace 14 días

Estamos rodeados de productos e imágenes de marcas en la ciudad, centros comerciales, internet, medios de transporte y en la televisión. Querámoslo o no, la constante emisión de mensajes a través los logotipos de estas marcas, direcciona tendencias, sustenta conceptos sociales y establece una exhibición constante en el entorno. Tomando en cuenta la influencia y presencia indiscutible de las marcas en los objetos, productos y espacios públicos, un diseñador y emprendedor francés, Sylvain Boyer, rediseñó los logos de marcas conocidas a nivel mundial- sin cambiar su estructura base- con el objetivo de reducir el gasto de tinta.

Si consideramos que los logotipos corporativos se imprimen y son reproducidos miles de millones de veces en un "círculo vicioso" que, tal como funciona el mercado, no se detiene, es posible darnos cuenta de que los ajustes más simples, pueden generar impactos medioambientales importantes en estas producciones en serie. En palabras más simples, al editar estos logos con un fin eficiente en términos productivos, la cantidad de tinta utilizada disminuye, el proceso de despliegue de la marca se torna más amigable con el medio ambiente (eco-friendly), se contamina menos y se gastan menos recursos económicos. ¡Notable!

¿Cómo nació esta idea? En 2013, Boyer ideó un proyecto llamado Ecobranding y, dentro de sus primeros trabajos, estuvo el diseño de una tarjeta de nacimiento multicolor para su hija. Una vez terminada, el resultado en la pantalla del computador era muy bueno, sin embargo, al enviarlo a la imprenta para la serigrafía, la producción resultaba muy cara. Inicialmente, redujo el número de colores aplicados con el fin de disminuir costos, pero el resultado final terminó siendo un producto más barato y respetuoso con el medio ambiente, es decir, con impacto ecológico. A partir de ese momento, se dio inicio a lo que hoy podría ser una campaña completa de Ecobranding, que desarrolla desde las tipografías que requieren menos tinta, hasta tarjetas de presentación con menos utilización de papel.

Está claro que el proyecto del francés es sólo un acercamiento a lo que en un futuro puede ser una transformación ecológica de las marcas, pero eso no significa que no represente un gran primer paso. De hecho, marca un precedente para cambios eficientes en la producción masiva de productos. Te invitamos a formar parte de esta nueva visión con respecto al cuidado medioambiental, a la eficiencia energética y al uso consciente de los recursos naturales.

Fuente: Adweek y Ecobranding