Ahorro y eficiencia en el uso de agua y energía

  • Por Top-Ten Chile
  • En Noticias
  • Publicado hace 3 años

La reciente investigación que realizó la Fundación Chile para la Dirección General de Aguas y que detalla el volumen de agua dulce utilizada en 4 regiones de nuestro país (huella hídrica), arrojó resultados que, sin duda, causan impacto y generan preocupación. Según dicha medición, el déficit de este recurso aumentaría en los próximos 15 años, provocando una disminución del 10% en la disponibilidad de agua al año 2030.

Si a este escenario le sumamos el hecho de que la situación en materia energética a nivel global y local se torna crítica con el paso de los años, las medidas de ahorro, tanto de agua como de electricidad, se hacen cada vez más urgentes y necesarias.


ALTERNATIVAS PARA AHORRO DE AGUA Y ELECTRICIDAD EN EL HOGAR:


● Una forma eficiente de realizar cambios en el consumo de ambas formas de energía es reduciendo el uso de agua, ya que de esa manera no sólo disminuye el gasto de agua fría y caliente, sino que también la energía empleada en calentarla.

El agua caliente genera un consumo que va desde un 20% a un 30% del gasto energético total del hogar y corresponde al segundo consumidor de energía, después de la calefacción. De esta forma, si se suma el gasto de electricidad utilizado en la vivienda, entre el 20%y el 30% de ese dinero se estará invirtiendo en calentar agua.

● Deja las llaves o los grifos de tu lavamanos, ducha y lavaplatos preparados para su apertura en posición de agua fría, así evitarás utilizar agua caliente que, en muchos casos, no es necesaria y sólo se traduce en un gasto extra.

Además, es recomendable hacer un adecuado mantenimiento a las llaves y revisar que queden bien cerradas para evitar fugas. Estas acciones, a primera vista, pueden parecer mínimas, pero si tomamos en cuenta que 10 gotas de agua por minuto equivalen a 2.000 litros malgastados al año, la perspectiva cambia.

● Procura utilizar artefactos como lavadoras de ropa y lavavajillas con carga completa y evita el uso de agua caliente en el proceso de lavado, a no ser que sea necesario. Así, estarás racionalizando el consumo energía de forma integral: agua y electricidad, al mismo tiempo.

● Coloca un atomizador en la ducha (cabezal eficiente) y en los grifos. Con esta medida, percibirás la misma presión de agua, sin embargo, como ésta sale mezclada con aire, el gasto se reduce entre un 30% y 50%. Es importante destacar que el precio de un atomizador bordea los $10.000, lo que permite un retorno a corto plazo mediante el ahorro de agua y energía.

● Por último, ahora que se acerca el verano, aprovecha el aumento de las temperaturas para darte duchas cortas con agua tibia y dejar de lado los baños prolongados con agua caliente, típicos de invierno.

Fuente: La Tercera, Fundación Chile, El Mundo y Five Es.